miércoles, 18 de marzo de 2009

LIBRO DE QUEJAS


FAMILIA CONTRARIADA POR LA FALTA DE ATENCIÓN A UN ENFERMO

Enterados de un accidente hogareño sufrido el lunes a la tarde por el antiguo vecino de ésta, Enrique Apetche (86), nos comunicamos con un familiar directo, precisamente con su hija Graciela, a fin de preguntar por su estado. «Estoy indignada...» comenzó diciendo dicha vecina, quien pasó a relatarnos lo acontecido. Nos dijo que su padre sufrió una caída en su domicilio (Rivadavia y las Heras, frente a nuestra redacción), fracturándose la cadera. Que llamó al hospital para solicitar el envío inmediato de una ambulancia para su traslado, la que tardó muchísimo tiempo, debiendo reiterar el pedido en varias oportunidades. Que una vez trasladado y ubicado en una habitación, los familiares solicitaron que fuera avisado su médico de cabecera Dr. Raúl Sadovsky, contestándoles que ya había sido avisado. Sin embargo el Dr. Sadovsky recién se enteró ayer por la mañana porque la hija de Apetche se lo dijo, muy preocupada porque desde que había sido llevado su padre al hospital, nadie lo había atendido. Desde las 17 hs. que fue cuando se accidentó hasta las 8 hs. del día siguiente en que lo vio el Dr. Sadovsky, estuvo sin atención médica. Nos decía Graciela Apetche que estaba dispuesta a dar cuenta de lo sucedido a las autoridades hospitalarias, ya que además de su indignación, se sentía sumamente preocupada por las falencias de un servicio vital para todos los casarenses, como lo es el hospital municipal.